Facts, not fiction
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives

Tillerson: ‘Trump va a poner freno a las medidas de Obama’
AGENCIAS | Washington | 13 de Junio de 2017 – 19:08 CEST.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo este martes ante el Senado
que su Gobierno ve elementos “preocupantes” en la política de apertura
iniciada por el expresidente Barack Obama, y consideró que está
“involuntariamente proporcionando apoyo financiero al régimen” cubano,
algo a lo que el presidente Donald Trump quiere poner freno porque va
contra la ley, reporta EFE.

CNN citó a una fuente anónima, un alto funcionario del Gobierno de la
Isla, que apuntó que el general Raúl Castro está abierto a un nuevo
acuerdo con Trump.

“Sabemos que tienen una visión diferente del mundo, entendemos eso”,
puntualizó el funcionario cubano sobre la postura de La Habana hacia
nuevas negociaciones.

“Creemos que hemos conseguido muy poco a la hora de cambiar el
comportamiento del régimen y su tratamiento a la gente, tienen muy poco
incentivo para cambiar”, afirmó Tillerson en una audiencia, tres días
antes del anuncio previsto de Trump sobre su revisión de la política
estadounidense hacia la Isla.

Asimismo, agregó que Washington quiere continuar “todo lo posible” la
política de acercamiento a La Habana, pero también quiere “incentivar”
el respeto a los y asegurarse de que las empresas
estadounidenses no aportan “apoyo financiero” al Gobierno cubano.

De acuerdo con AP, diferentes organismos del Gobierno estadounidense
evaluarán este martes una nueva política hacia La Habana, pero al
comparecer ante la comisión de asuntos exteriores del Senado Tillerson
no se refirió a la expectativa de que Trump la anuncie el viernes en Miami.

“Es importante que tomemos medidas para restaurar la intención de la ley
Helms-Burton, que era presionar al régimen para que cambie”, dijo
refiriéndose a los autores de una legislación aprobada en 1996 para
aumentar el comercial impuesto en 1962.

“Se requiere una discusión más amplia entre el Congreso y el ejecutivo
sobre si esa ley aún es útil. Pero la ley está allí. No podemos ignorar
la ley. No podemos invitar a las personas a ignorar la ley”, agregó.

Por su parte, la organización pro derechos humanos Amnistía
Internacional exhortó a Washington a no revertir la política de Obama.

“Si el Gobierno de Trump regresa la política hacia Cuba a la era de la
Guerra Fría, los cubanos serán los probables perdedores”, escribió en un
la directora de relaciones en las Américas Marselha Gonçalves
Margerin. “Más viajes, más acceso a comunicaciones y más diálogo son la
vía para que progresen los derechos humanos en Cuba”.

Los posibles cambios de Trump dividen al exilio y a varias organizaciones.

La brecha abierta entre los partidarios y los detractores de la política
de apertura de Obama puede agrandarse con los cambios que se espera que
Trump anuncie este viernes en Miami.

Sin una confirmación oficial, el contenido de estos cambios resulta
todavía una incógnita, que alguno grupos del exilio intentan despejar
desde la convicción de que con Trump se van a acabar las concesiones al
régimen comunista.

La cuestión de fondo es si se producirá un crucial viraje en las
políticas implementadas por Obama respecto a La Habana, como así anunció
que haría Trump durante su campaña electoral, especialmente en su visita
a la sede de la Brigada 2506 en el barrio de la Pequeña Habana de Miami.

La Asociación de Veteranos de Bahía Cochinos (Brigada 2506) confía en
que sea así. Este grupo y decenas de exiliados pidieron entonces a
Trump, al que prestaron respaldo electoral, una política de cero
concesiones al régimen y un firme apoyo a la sociedad civil y la disidencia.

“Las concesiones de Obama fueron una falta de respeto a 57 años de
dictadura, un premio a décadas de dictadura férrea y brutal”, afirmó a
EFE Humberto Díaz-Argüelles, presidente de la Brigada 2506.

De acuerdo con Díaz-Argüelles, las restricciones actuales sobre el
y los viajes de estadounidenses a la Isla bajo la categoría de
“auto certificación” se tratan de una “burla”, y calificó el “embargo”
de “relajo total y completo”.

“Todo es una farsa completa” y, mientras, el régimen sigue pisoteando
los derechos humanos, la del pueblo y “negándole a los
ciudadanos elecciones libres no controladas por el Partido Comunista”,
sentenció con indignación.

También el grupo del exilio Directorio Democrático está convencido de
que Obama se equivocó de plano al hacer concesiones a La Habana sin
exigir a Raúl Castro una apertura al cambio.

La prioridad para Orlando Gutiérrez, director del Directorio
Democrático, continúa siendo el “restablecimiento de la libertad y la
democracia como objetivo de la política estadounidense hacia Cuba”.

Un compromiso que, a juicio de Gutiérrez, pasa por dar marcha atrás en
las “concesiones unilaterales” hacia el Gobierno cubano y en la
“apertura económica que se ha hecho sin que el régimen conceda nada”.

Partidario de que se endurezcan las condiciones para el comercio y los
viajes a la Isla, el activista está, no obstante, a favor de mantener
abierta la Embajada estadounidense en La Habana.

Por el contrario, el grupo The CubaOne Foundation, integrado por
cubanoamericanos, pidió en una carta al mandatario que no vuelva a la
Guerra Fría y tenga como “norte” de su política los intereses
estadounidenses y el bienestar del pueblo cubano.

Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia y contrario al
embargo sobre la Isla, opinó que, de producirse algún tipo de
restricción en el comercio y los viajes, no debería afectar las
relaciones “de pueblo a pueblo, familiar y de flujo tecnológico”.

Sánchez hizo hincapié en que “la inversión estadounidense en Cuba debe
favorecer al pueblo cubano y no solo a la dictadura”, por lo que “los
militares cubanos no deben ser los únicos enriquecidos y fortalecidos
económicamente”.

En este contexto, un sondeo publicado este lunes por la coalición
antiembargo Engage Cuba, un grupo que cabildea para poder hacer negocios
con La Habana, señaló que el 64% de los votantes republicanos no se
oponen a las políticas implementadas por Obama en relación con la Isla.
De hecho, la mayoría quiere mantenerlas.

“Nuestra nueva política hacia Cuba ha fortalecido la economía, creado
empleos en EEUU, afianzado la seguridad nacional y empoderado a los
cubanos”, resaltó en un comunicado Engage Cuba, en el que advirtió de
que sería una “vergüenza” que Trump “hiciera retroceder” las políticas
actuales con Cuba.

“Si el presidente está dispuesto a negociar con Arabia Saudí, Egipto,
Turquía y Filipinas, ¿por qué no con Cuba?”, se preguntó el presidente
de Engage Cuba, James Williams.

Por su parte, la oposición dentro de la Isla pidió a Trump “castigar y
no premiar” al Gobierno de Raúl Castro. En una carta, la Unión
Patriótica de Cuba (UNPACU) señaló que las medidas de Obama no han
propiciado avances en derechos humanos ni ventajas para los trabajadores
cuentapropistas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en
Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos
más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del
planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Source: Tillerson: ‘Trump va a poner freno a las medidas de Obama’ |
Diario de Cuba – www.diariodecuba.com/cuba/1497373730_31849.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *