Facts, not fiction
Calendar
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives

Sol García Basulto: ‘No puedo llevar una vida normal porque la Seguridad
del Estado la interrumpe en cualquier momento’
DDC | Camagüey | 19 de Mayo de 2017 – 23:25 CEST.

“No puedo llevar una vida normal porque los agentes de la Seguridad del
Estado la interrumpen en cualquier momento”, denunció a DIARIO DE CUBA
la periodista independiente Sol García Basulto.

“Imagínate tratar de seguir un programa, una agenda de trabajo, cuando
las autoridades te citan, te detienen, te arrestan, te aplican una
medida cautelar que implica firmar todos los miércoles en sus oficinas,
y todo esto sin que hayas cometido delito alguno”, contó.

El régimen le ha impedido en los últimos meses llegar a La Habana y
viajar a Panamá, la detuvo en noviembre, le ha prohibido ejercer el
periodismo y ahora la acusa de una presunta “usurpación de la capacidad
legal” por “hacer entrevistas en la vía pública” y divulgarlas a través
de la revista La Hora de Cuba.

“Las personas temen acercarse a mí. He perdido relaciones con quienes
antes fueran mis profesores de , mis instructores, mis amigos,
personas que antes confiaban en mí ahora me rechazan por temor, por
miedo, por pánico”, lamentó.

“Vivo con mi hijo pequeño de tres años de un alquiler en otro, según los
precios y el grado de asedio de la Seguridad del Estado. No he podido
hasta ahora establecerme en un lugar porque cuando los agentes descubren
mi dirección presionan a los dueños para que me expulsen y, como la
gente tiene miedo, no les tiembla la mano”, detalló.

En conversación con DIARIO DE CUBA, García Basulto, quien es madre
soltera, denunció que no solo su rutina y la vida de su hijo son
alteradas por el hostigamiento de la Seguridad del Estado, sino también
la de sus seres cercanos.

“Lo peor es que hay segundas personas que están siendo afectadas. En
primer orden mi familia, motivo de bochorno y desmoralizaciones
públicas, mis amigos amenazados y vigilados muy de cerca. Y el padre de
mi hijo, víctima de represalias, por ser de todos el que se encuentra en
la posición más vulnerable: , condenado a 10 años por un delito que
no cometió”, explicó.

“Y en medio de todo eso, Árbol, mi hijo. En los primeros años de su vida
ha experimentado más que muchos adultos a lo largo de la suya, ese
ambiente espantoso que se respira en las unidades de la policía o las
oficinas militares y paramilitares a las que ha tenido que acompañarme”,
detalló García Basulto.

Sobre la situación de su hijo, puntualizó que “no tiene área de ni
un pediatra que controle su desarrollo ni puede ir al círculo infantil”.

“Es imposible para una madre con mi profesión obtener la matrícula en un
círculo infantil”, añadió.

Asimismo, la periodista independiente denunció que agentes de la
Seguridad han hecho circular por las redes sociales “fotos manipuladas y
montadas” de ella, que “mantienen pinchado su teléfono para luego tomar
represalias con las personas que habla” e, incluso, “han llegado a
indagar en sus preferencias sexuales”.

Además, le han impedido participar en eventos culturales: “han prohibido
mi acreditación en el Festival Internacional de Videoarte de Camagüey.
La Asociación Hermanos Saíz ha hecho dos reuniones para prohibir a sus
miembros que me den entrevistas o me avisen sobre la realización de
actividades”.

“Es realmente difícil hacer periodismo cuando el Estado realiza toda una
campaña contra ti e intenta desmoralizarte profesionalmente”, lamentó.

Sobre su trabajo como periodista en La Hora de Cuba, explicó: “Hubo una
época en la que nunca hubiera pensado hacer periodismo, tenía una falsa
imagen de esta profesión propiciada por los medios oficiales en Cuba,
donde los periodistas pierden el tiempo reportando mentiras o verdades
sin importancia. ‘¿Cómo ser periodista en un país donde la gente usa el
periódico para el baño?’, solía decir. Y es que era una cubana más sin
, sin antena, sin acceso a la verdad”.

La periodista, junto a Henry Constantín, director de La Hora de Cuba y
vicepresidente regional para Cuba de la Sociedad Interamericana de
Prensa (SIP), se encuentra a la espera de la decisión del régimen sobre
la acusación por presunta “usurpación de la capacidad legal” que pesa
sobre ambos desde marzo.

Según explicó García Basulto a DDC, la sanción por este delito es de
“entre tres meses y un año de privación de o una multa de 100 a
300 cuotas”.

“Son 60 días para procesar la denuncia, durante estos 60 días no puedo
salir de Camagüey ni del país. Tengo que estar aquí para ellos (los
agentes de la Seguridad del Estado)”, agregó.

La “usurpación de capacidad legal” es un delito recogido en el Artículo
149 del Código Penal e incurre en él quien “con ánimo de lucro u otro
fin malicioso, o causando daño o perjuicio a otro, realice actos propios
de una profesión para cuyo ejercicio no está debidamente habilitado”,
señala el texto legal.

“Es un absurdo porque el Estado emplea a miles de personas como
maestros, por ejemplo, sin tener título de ello”, consideró Constantín
en declaraciones a este diario.

“Muchas personas intentan persuadirme de los riesgos que tiene esta
carrera (el periodismo) y me dicen que lo deje por mi hijo. No saben que
funciona a la inversa: lo hago por mi hijo, porque no soporto la idea de
llevarlo a una escuela donde lo obligarán a repetir consignas mediocres
que hablan de muerte y de ser como asesinos. Tampoco voy a separarlo de
su familia sacándolo del país, porque él no solo me tiene a mí, también
tiene padre, abuelos, tíos, una familia que lo ama y el derecho de estar
con ellos. Lo correcto es estar aquí y señalar lo que no está bien”,
concluyó García Basulto.

Source: Sol García Basulto: ‘No puedo llevar una vida normal porque la
Seguridad del Estado la interrumpe en cualquier momento’ | Diario de
Cuba – www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1495229117_31259.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *