Facts, not fiction
Calendar
November 2016
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

Las lagunas de un historiador oficialista
Ernesto Limia ignora hechos dentro del llamado “diferendo Cuba-EEUU”
Lunes, noviembre 14, 2016 | Orlando Freire Santana

LA HABANA, Cuba.- La propaganda oficialista ha destacado últimamente el
libro Cuba: ¿fin de la Historia?, de la autoría de Ernesto Limia,
miembro de la Unión de Historiadores de Cuba. El libro fue presentado en
días pasados en la sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de
Cuba (UNEAC) por Abel Prieto, ministro de Cultura. En esa ocasión el
ministro lo definió como un texto idóneo para ahondar en el diferendo
histórico entre Cuba y .

No he podido acceder aún al libro de Limia, pero la lectura de un
artículo suyo aparecido en el periódico Granma (“Cuba: una vieja página
en la agenda política de Estados Unidos”, edición del 3 de noviembre),
permitió apreciar las ideas del historiador sobre tan polémico tema.

Lo primero que resalta es la omisión de determinados acontecimientos
históricos. Por supuesto, son los mismos sucesos que generalmente
ignoran los colegas de Limia adscriptos a la Unión de Historiadores de Cuba.

Por ejemplo, el autor lamenta que Estados Unidos nunca reconociese al
gobierno de la República en Armas. Incluso, señala que los
norteamericanos trabajaron, desde Ulysses Grant hasta William Mckinley,
de conjunto con España para frustrar la revolución. Y al referirse al
acto de declaración de guerra a la metrópoli española, Limia declara que
“Washington encubrió su interés expansionista bajo el disfraz de un acto
justiciero”.

Sin , el autor no menciona la Resolución Conjunta del Congreso
norteamericano, de abril de 1898, que reconocía la futura soberanía de
Cuba, precisamente, al tomar en cuenta la lucha de nuestros mambises por
la independencia de la isla.

El señor Limia no se aparta de la gastada tesis de la historiografía
castrista, en el sentido de que el poder colonial español estaba
completamente derrotado antes de la intervención de Estados Unidos. Mas,
tampoco menciona la batalla naval de Santiago de Cuba, donde la marina
estadounidense derrotó a la escuadra naval española, después de lo cual
Madrid solicitó la rendición.

Al avanzar en su recuento, Limia nada dijo acerca de las confiscaciones
cubanas a las propiedades norteamericanas, ni de la responsabilidad de
por el desatamiento de la Crisis de Octubre en 1962. Y casi
como el momento culminante de nuestra historia, el autor calificó “el
júbilo tras el triunfo del 1ro de enero de 1959, que desbordó las calles
de todo el país”. El historiador obvió la apoteosis con que los cubanos
acogieron el advenimiento de la República el 20 de mayo de 1902, y la
desbordante alegría con que recibieron al presidente Tomás Estrada Palma
al arribar a la isla procedente de Estados Unidos.

Siguiendo la costumbre castrista de denostar la etapa republicana, el
señor Limia afirma que “en las tres primeras décadas de la República,
los cubanos tuvieron himno y bandera, pero eran parias en su propio
país”. Serían “parias”, pero nunca tuvieron que arriesgar sus vidas en
el estrecho de la Florida con tal de huir de la isla, tal y como sucedió
después, a pesar de las “bondades” de la revolución.

Limia censura “los abusos de las empresas latifundistas estadounidenses,
los privilegios que gozaban sus compañías, y la usurpación que hacían de
nuestros recursos” antes de 1959. Pero, señor Limia, algo parecido
podría suceder ahora. Solo que ya desaparecerían los conceptos de abuso
y usurpación. En lo adelante se verían como facilidades brindadas a los
inversores extranjeros en el contexto de la actualización del modelo
económico del gobernante Raúl Castro. ¡Cómo cambian los tiempos!

Source: Las lagunas de un historiador oficialista | Cubanet –
www.cubanet.org/actualidad-destacados/las-lagunas-de-un-historiador-oficialista/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *