Facts, not fiction
Calendar
October 2016
M T W T F S S
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

“¿Por qué España no exige a Cuba democracia como a ?”
El opositor cubano, premio Sájarov 2010, critica a la y a EEUU por
descongelar las relaciones con Castro.
JUAN SANHERMELANDO @jsanhermelando Bruselas
16.10.2016 02:24 h.

El opositor cubano Guillermo Fariñas (54 años) todavía sufre las
secuelas de su última huelga de hambre en protesta contra el régimen de
Raúl Castro. Fue la número 25 y duró 54 días. “Parece que el organismo
ya no resiste lo mismo”, explica en una entrevista con EL ESPAÑOL
durante su visita esta semana a Bruselas. Camina con dificultad porque
tiene los pies muy inflamados, se cansa enseguida y le duelen los
tobillos, las rodillas y el brazo izquierdo.

Fariñas dejó la huelga de hambre a mediados de septiembre tras recibir
una llamada del presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, que le
invitaba a viajar a Bruselas. Resultó ser una llamada falsa, no era
Schulz. El activista está convencido de que el Gobierno cubano está
detrás de esta usurpación de identidad. “No podían pagar el coste
político de que yo me muriera”, señala. Al conocer el fraude, el
Parlamento Europeo, que le concedió en 2010 el premio Sájarov a la
de conciencia, le cursó una invitación real.

La Unión Europea tiene previsto derogar en los próximos meses su
Posición Común sobre Cuba, promovida por el Gobierno de José María Aznar
en 1996, y que condiciona la cooperación con la isla a avances en
materia de . La sustituirá por un Acuerdo de Cooperación
que descongela las relaciones con Castro, al igual que ha hecho el
presidente estadounidense Barack Obama.

Fariñas cree que tanto la UE como EEUU se han dejado engañar por Cuba y
“no se percatan de que están negociando con bandidos”. Por eso ha pedido
a la Eurocámara que bloquee la normalización de las relaciones con la
isla. También critica al Gobierno de Mariano Rajoy y al PP, que han
apoyado el nuevo Acuerdo de Cooperación, por no exigir a Cuba que
respete los derechos humanos como sí lo hace con Venezuela.

¿Qué le parece que la UE derogue la Posición Común sobre Cuba y la
sustituya por un Acuerdo de Cooperación?

Nosotros creemos que es muy bueno que la UE se involucre en el tema de
Cuba, en la crisis democrática, económica y social que hay en Cuba.
Nosotros aceptaríamos un acuerdo, pero un acuerdo que establezca
mecanismos de control y plazos de cuándo se va a poner en libertad a los
presos políticos, cuándo se van a permitir otros partidos que no sean el
comunista, cuándo se va a hacer una nueva ley electoral que tenga
cánones verdaderamente democráticos, cuándo van a dejar de existir los
encarcelamientos, cuándo se va a cambiar el código penal para los
delitos de conciencia.

El nuevo Acuerdo, por lo menos lo que hemos leído, habla de los derechos
humanos, pero su gran déficit es que no se establecen mecanismos de
vigilancia y control y compromiso entre la UE y el Gobierno cubano para
verificar cuándo van a ir cambiando las cosas. Creo que eso es de lo que
adolece.

¿Considera entonces que la UE se está equivocando al dar este paso de
descongelar las relaciones con el régimen cubano?

No quisiera decir la palabra equivocarse. Yo creo que la UE está siendo
engañada. Porque no ha habido cambios. Y si ha habido algún cambio, ha
sido para peor. El Gobierno cubano, al sentirse legitimado por la Unión
Europea y por el Gobierno de EEUU, lo que ha hecho es aumentar la
represión. Porque debemos tener claro que el Gobierno cubano es un
gobierno de personas que tienen cánones mafiosos. Para ellos, la
extorsión, la amenaza y el ejercicio de la contra los
gobernados es la forma de actuar.

Creemos que la UE está siendo engañada y hasta cierto punto está siendo
ingenua al pensar que porque se haga una apertura económica va a haber
mejorías políticas. Estamos lidiando con una dinastía familiar ligada
con una junta militar. En Cuba la economía está militarizada y la
política está militarizada.

¿Por qué cree usted, si no hay apertura política, que la UE y EEUU han
decidido simultáneamente normalizar sus relaciones con Castro?

Porque creo que no se están poniendo en el lugar que les corresponde.
Cuba necesita más de la UE y de EEUU que EEUU y la UE de Cuba. Cuba está
en una situación crítica, está en una situación de huida de la mayor
parte de la población hacia el exterior, fundamentalmente hacia EEUU. Se
ha cerrado el grifo de prosperidad económica que le estaba dando hasta
hace dos años Venezuela. La gente no cree ya en el Gobierno, pero tiene
terror a enfrentársele y tiende a huir. Hay una crisis migratoria constante.

El Gobierno de EEUU y la UE se han equivocado, porque piensan que están
negociando con personas que son caballeros, y no se percatan de que
están negociando con bandidos. Ellos quieren, y eso se lo agradecemos,
lo mejor para el pueblo de Cuba, pero el camino que están tomando es un
camino equivocado. Es un Gobierno manipulador y oportunista. Es
importante que la UE y EEUU se percaten de que están lidiando con ese
tipo de personas.

¿La UE ha consultado a la oposición cubana durante la negociación de
este acuerdo? ¿Se sienten ustedes tenidos en cuenta?

La UE ha consultado cuando venimos aquí, al Parlamento Europeo. Pero
tenemos que decir que hasta ahora el delegado embajador de la UE en La
Habana no recibe ni a los premios Sájarov. No nos han consultado y creo
que hay una incongruencia puesto que la UE nos dio un certificado de
calidad, de que somos merecedores del premio Sájarov por nuestras
actitudes en defensa de los valores democráticos y humanitarios en este
mundo, y sin no tienen en cuenta nuestras opiniones. Creo que
eso es una gran incongruencia dentro de la UE.

El Gobierno español de José María Aznar fue el impulsor de la Posición
Común y ahora el de Rajoy, de su mismo partido, ha contribuido a
derogarla. ¿Cómo valora el papel del Gobierno y del ministro Margallo?

Creemos que ha habido una especie de complicidad entre un partido que
para otras partes del mundo es muy exigente con los cánones democráticos
y sin embargo para Cuba no sé qué pasa pero no se lo exigen. Es un
partido que pertenece a la internacional demócrata cristiana, que son
defensores de los derechos humanos y sin embargo no exigen eso.

No entendemos por qué no son capaces de exigir eso al Gobierno de Cuba.
Y por qué por ejemplo se lo exigen al Gobierno de Colombia y a las FARC
y se lo exigen al Gobierno de Venezuela. Se lo exigen a cualquier
Gobierno, y sin embargo, no sé cuál es la parálisis que hay respecto al
Gobierno cubano, que no lo exigen. Creemos que no solamente desde
Margallo. Tenemos que hablar también del anterior ministro de Relaciones
Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

No entendemos por qué de pronto la UE está como con una venda en los
ojos. Y hemos venido aquí precisamente a conversar para tratar de
sensibilizarlos de que en Cuba no ha cambiado nada, que ha empeorado, ha
aumentado el número de represiones, de encarcelamientos. Y yo creo que
la frase que dicen algunos Gobiernos de que con los terroristas no se
negocia, yo creo que a los Gobiernos totalitarios no se les puede hacer
concesiones.

¿Entonces usted descarta que este acuerdo de la UE con Cuba pueda tener
ningún efecto positivo en materia de democratización?

Al contrario. Creemos que si el Gobierno cubano logra engañar a la UE y
finalmente esto se acuerda, el Gobierno cubano se va a ver más
legitimado y va a aumentar la represión hacia la oposición interna y
hacia la ciudadanía en general. Esto va a traer como consecuencia,
debido al deterioro económico que hay en el país, una explosión social y
una guerra civil.

El camino más corto se va a convertir en el camino más largo para la
democratización de Cuba, con un gran costo político y humanitario.
Estamos viendo lo que ocurrió en Libia o Siria. La UE no supo ser fuerte
con los dictadores y estamos lamentando la muerte de mucha gente. Todo
lo que la UE le dé al Gobierno cubano va a ser para consolidarse en el
poder.

¿Cómo está observando la campaña electoral en EEUU? ¿Cómo cree que
cambiará la política de EEUU hacia Cuba si gana Hillary Clinton o si
gana Donald Trump?

Si gana Hillary Clinton va a seguir más de lo mismo. Ella lo ha dicho
ya. Y creo que si gana Donald Trump, es todavía una incertidumbre lo que
va a pasar. El señor Trump a veces dice que hay que hacer más negocios
en Cuba y a veces se pronuncia con que va a romper las relaciones
diplomáticas y va a quitar el estatus a la embajada de EEUU. Hay una
ambigüedad ahí y si en algún momento ejerce el cargo, si gana las
elecciones, habría que ver qué hace. La política de la señora Hillary
Clinton siempre ha sido que va a continuar con lo que ya hizo el
presidente Barack Obama.

¿Cómo es ahora la situación de los activistas de la oposición que viven
en Cuba?

El Gobierno de se caracterizó por una represión muy fuerte,
pero la represión iba hacia encarcelar. Raúl Castro, desde que tomó el
poder, se ha caracterizado porque esa represión sigue siendo fuerte,
pero usa el paramilitarismo, o sea, golpear con turbas fanáticas a los
que piensan distinto, y tenemos el caso de las y los
hermanos de la Unión Patriótica de Cuba o de Todos Marchamos, que
constantemente están siendo golpeados.

Como se siente impune, como se siente legitimado por la Unión Europea y
el Gobierno de EEUU, en estos momentos ellos saben que pueden dar
golpes, que pueden tratar de aterrorizar al pueblo cubano. Y ya al ver
que hay un grupo de personas que aunque les golpeen no retroceden están
comenzando a encarcelar. También hay una ofensiva contra los pequeños
empresarios -eufemísticamente el Gobierno cubano no les quiere llamar
así y les llama cuentapropistas- en la que están imponiéndoles multas,
están cerrando los locales, para que no se consolide una clase media que
no tenga que ver directamente con los cánones políticos y económicos del
Partido Comunista de Cuba.

Es fundamental que la UE comprenda que cuando está negociando con un
Gobierno que no ha sido democráticamente electo, el compromiso de la UE
o de EEUU o de cualquier país democrático o civilizado del mundo no debe
ser con ese Gobierno, que es totalitario, debe ser con el pueblo y la
ciudadanía que está siendo oprimida.

Source: “¿Por qué España no exige a Cuba democracia como a Venezuela?” –
www.elespanol.com/mundo/europa/20161014/162984495_0.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *