Facts, not fiction
Calendar
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

¿Sinvergüencería o el sistema colapsa?
agosto 11, 2016 2:53 am

Cerro, La Habana, Rogelio Travieso, (PD) Tengo tres hijas en Miami y
todas dentro de sus posibilidades me ayudan económicamente. Pero de
ellas, la mayor lo hace puntualmente el día primero de cada mes.

La ayuda es situada en una Western Union en Miami. Sin los días
pasan y no entra a mi teléfono el mensaje que ella envía comunicándome
los datos de la transferencia.

A los tres o cuatro días, me hace una llamada para comprobar y tengo que
decirle que el aviso no me ha llegado.

Es posible que después de pasado un rato de haberme llamado, aparezca en
mi teléfono el mensaje con los datos de la transferencia. De lo
contrario, me tiene que dictar los datos directamente por el teléfono.
Así, la llamada le encarece el costo de un servicio ya pagado.

Al tener en mi poder los datos de la transferencia, acudo a cualquiera
de las oficinas de la Western Union, más cercana a mi domicilio e indago
sobre la transferencia y me informan que la misma aparece con fecha día
primero del mes en curso.

Esto viene ocurriendo desde principios de este año.

No sé dónde está el problema, si es la mala intención o la ineptitud, en
un país en que casi nada funciona correctamente y en el que a nadie le
interesa que funcione. Todo es parte del desastre generalizado para el
cubano de a pie desde que amanece.

Ejemplos relacionados con ETECSA se pueden señalar varios. Los teléfonos
de los amigos de la oposición o los periodistas independientes, casi
siempre están apagados o fuera del área de cobertura, o en algunas
ocasiones, el saldo se esfuma.

A veces, cuando te llega la transferencia, vas a algunas de las oficinas
de WESTERN UNION y la misma está cerrada, o te explican que la conexión
tiene dificultad o que no hay dinero.

Tan pronto el familiar pone el dinero en el exterior, el Estado Cubano
se apodera de ese dinero y entonces cuando quiere, es que puedes cobrarlo.

¿A quién te quejas? ¿A quién reclamas? En Cuba los ciudadanos no son
escuchados, no cuentan para nada y los que gobiernan actúan como mejor
les plazca. No les interesa que las cosas marchen bien. Total si no hay
alternancia en el poder, no existe elecciones libres y los ciudadanos no
pueden, siquiera al menos, aspirar a emitir un voto de castigo contra
los ineptos o sinvergüenzas que mal gobiernan.

Todo el mundo lo sabe: el socialismo totalitario es un fracaso. El
problema no es ETECSA o la Western Union.

Ya los cubanos hemos llegado al colmo del aguante, ante una catástrofe
de tal magnitud. Son demasiados años de espera, demasiados los plazos
dados y la vida es solo una. Se está convencido de que esto es un
cáncer, que no tiene cura, a tal extremo que se escuchan exclamaciones
muy preocupantes, como por ejemplo: ¡Es mejor morir que continuar así!

¿Acaso podremos conocer si la situación es sinvergüencería o el sistema
que colapsa? Lo dudo: el secretismo siempre está presente.
rotravep@gmail.com; rogeliot@nauta.cu; Rogelio Travieso
*Partido liberales de Cuba.

Source: ¿Sinvergüencería o el sistema colapsa? | Primavera Digital –
primaveradigital.net/sinverguenceria-o-el-sistema-colapsa/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *