Facts, not fiction
Calendar
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

José D. Ferrer: “El exilio debe ayudar a quienes de verdad están luchando”

14 de agosto de 2016 – 19:08 – Por Iliana Lavastida y Jesús Hernández
Durante su viaje a Miami, el reconocido recalcó que la
oposición cubana lo que más necesita es la solidaridad de los ciudadanos
y Gobiernos del mundo libre

MIAMI.- José Daniel Ferrer, secretario ejecutivo de la Unión Patriótica
de Cuba, que cumplió prisión política 8 años tras ser condenado durante
la oleada represiva de 2003, permanecía desde su excarcelación en 2011
bajo la prohibición de viajar al exterior por su negativa de abandonar
el país de forma definitiva.

Ferrer, que continúa siendo arrestado y agredido físicamente por su
activismo político, es un defensor convencido de los métodos de
resistencia pacífica y asegura que además de valor y voluntad para
combatir al régimen, hacen falta inteligencia y la puesta en práctica de
estrategias hábiles.

Durante su viaje a Miami, en entrevista concedida a DIARIO LAS AMÉRICAS
recalcó que la oposición cubana lo que más necesita es la solidaridad de
los ciudadanos y Gobiernos del mundo libre.

¿Qué ha habido de positivo en el acercamiento Cuba-EEUU?

Siempre dijimos y mantenemos es que el proceso de acercamiento no puede
significar una postura debilitada ante el régimen cubano.

En esta nueva etapa, hemos podido alcanzar cosas más palpables que lo
que se hacía con la política anterior de cero relaciones y aislamiento.

Si tuviera que responsabilizar a alguien del incremento de la represión
no diría que es EEUU ni la Unión Europea por cambiar su política hacia
el régimen cubano.

Se trata de que el régimen por su naturaleza no puede cruzarse de brazos
ante el incremento de las manifestaciones de descontento popular. Por
eso EEUU y la Unión Europea no solo deben negociar con el régimen,
también deben criticarlo abiertamente.

El régimen quiso ver a la UNPACU oponiéndose al proceso de relaciones
para con sus medios de propaganda, que siguen siendo efectivos, poner en
duda ante la población nuestra credibilidad.

Por eso lo que le mostramos a la población es la seguridad de que vamos
a acelerar nuestro proceso, incluso con más ayuda desde el exterior.

¿Qué escenario pudiera presentarse cuando en 2018 se concrete la salida
de Raúl Castro?

El escenario más próximo es de más privaciones y muchas más personas
intentando abandonar el país. En estos momentos, la dictadura les ofrece
a los cubanos sólo dos fórmulas, una, obedece, quédate y sobrevive como
puedas. La otra, ¿no quieres obedecer?, pues vete del país y no sé cómo
lo vas a hacer.

Los opositores, hace años venimos luchando por proponerle al pueblo una
tercera fórmula: ni me voy, ni obedezco, voy a luchar por democratizar a
Cuba y por tener en nuestro país, los derechos, libertades y
oportunidades que muchos se van buscando en otras tierras. Para
conseguir que se haga popular la tercera fórmula, necesitamos cada vez
más el apoyo del exilio, también el de gobiernos e instituciones del
mundo libre.

Para aplicar esa tercera fórmula debemos cumplir tres requisitos: el
activismo que ayude a la gente a vencer el miedo de salir a las calles y
a la vez armarse de métodos inteligentes, de tácticas y estrategias
hábiles y bien pensadas.

El segundo requisito consiste en tener en cuenta que la mentalidad del
cubano se sintetiza en que se unen a nosotros si les mostramos firmeza y
a la vez, capacidad de solucionar sus problemas.

Para esto, la ayuda del exilio es fundamental. Con algunas de nuestras
iniciativas les damos de comer a los ancianos, a los niños desnutridos.
Les llevamos medicinas a los enfermos.

Si no creamos esas estructuras para solucionar los problemas inmediatos
de la gente, tampoco movemos pueblo y vamos a tener dictadura por mucho
tiempo.

Hay que poner en práctica un tercer requisito y es una hábil
divulgación. La población cubana no se entera de lo ocurre cinco cuadras
más allá porque no hay medios de prensa que hablen de ello, por tanto
necesitamos tener nuestros propios medios. Pero hay que cuidar la
información que se difunde respecto al trabajo de la oposición porque
las imágenes de represión interna y el éxodo constante, a veces parecen
un llamado a paralizar la acción y salir huyendo.

¿Qué ocurriría si el presidente que salga electo en EEUU echa abajo el
proceso de diálogo con Cuba?

Lo mismo que si cambiamos el antibiótico a una grave infección antes de
que concluya el ciclo. El germen se hace resistente al tratamiento y no
logramos curar al enfermo.

Sea quien sea el que gane la presidencia, creemos que la fórmula más
efectiva es continuar el proceso que comenzó Obama pero de una manera
más enérgica, más creativa, más proactiva. Aunque en
estos momentos esté inmerso en sus propios problemas y en la lucha
contra el terrorismo, no debe dejar de preocuparse por lo que ocurre en
Cuba pues de allí han salido dinero e instructores militares para mover
guerrillas, crear problemas y desestabilizar a otras naciones en el
continente.

¿Qué mensaje le quiere dejar al exilio tras su visita a Miami?

Al exilio cubano le digo que en sus manos está que los que estamos
dentro de Cuba luchando por la democracia contemos con los recursos
necesarios. Lo estoy diciendo abiertamente porque he tenido fuertes
debates con quienes incluso nos han llamado mercenarios.

Mi respuesta a eso es que nosotros necesitamos apoyo de todos los
demócratas del mundo libre y de los demócratas cubanos exiliados, de
fuentes honestas, pero sí lo necesitamos, para darles a las
familias de los que luchan, para tener una lámpara para alumbrarnos en
medio de los apagones, para comprar medicinas, para tener un par de
zapatos que darle a un activista cuando los represores lo arrestan, les
quitan los que tienen y se los botan. Mi mensaje es que apoyen a quienes
de verdad se sabe que están luchando. Eso está en imágenes porque en
Cuba el régimen miente y crea falsos opositores. Cuando quieran saber
quiénes luchan por la de manera seria y comprometida, busquen
videos, ni siquiera fotos que también se falsifican.

Si el exilio no nos ayuda a resolver esos problemas, los cubanos
desesperados prefieren tirarse al mar que enfrentar la dictadura sin
solidaridad.

¿Cómo son las relaciones de la oposición con la Iglesia Católica?

La iglesia está fuera de la realidad actual que tenemos en el país. Por
cuidar algunos espacios mínimos que el régimen le ha permitido, ha
dejado de ser buena samaritana.

Están hipotecando su futuro, y lo digo porque hablo con muchos fieles
que están molestos y defraudados por esa postura tan tibia ante los
abusos del régimen. Pase lo que pase la iglesia no se pronuncia.

Al nuevo arzobispo de la Habana, Juan de la Caridad García Rodríguez, le
oímos decir que no quería el capitalismo, sino un socialismo que
prospere. Es algo ridículo porque en Cuba existe el peor de los
sistemas, capitalismo de estado, más bien de una familia.

Cuando lleguemos a la democracia y se abran los archivos de la policía
política, encontraremos nombres de sacerdotes que cooperaban con el
régimen. Pero ese fenómeno de cooperar con el régimen no se da sólo en
la iglesia católica, también se ve en la iglesia protestante.

Estamos en un momento en que las iglesias podrían hacer su labor y el
régimen dudaría mucho en atacarlos. Están como el elefante de la fábula:
con fuerza suficiente para arrancar la estaca de la soga que los
mantiene atados y se mantienen como el elefante pequeñito que no tiene
fuerzas.

Source: José D. Ferrer: El exilio debe ayudar a quienes de verdad están
luchando | Cuba, Exilio, Miami –
www.diariolasamericas.com/america-latina/jose-d-ferrer-el-exilio-debe-ayudar-quienes-verdad-estan-luchando-n4100514

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *