Facts, not fiction
Calendar
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

Fernando Ravsberg defiende a periodista oficialista expulsado de Radio
Holguín
DDC | La Habana | 17 de Agosto de 2016 – 15:13 CEST.

El corresponsal Fernando Ravsberg defendió desde su Cartas desde
Cuba al periodista oficialista José Ramírez Pantoja, quien fue expulsado
de Radio Holguín por haber hecho pública una polémica intervención de la
subdirectora de Granma en una reunión de la UPEC.

“Esta semana fue ratificada la separación definitiva del colega José
Ramírez Pantoja —escribió Ravsberg—. Su pecado fue publicar de forma
íntegra y en su blog personal la intervención de la subdirectora de
Granma, Karina Marrón, de la cual habían aparecido algunos párrafos
‘escogidos’ en los medios nacionales”.

El periodista uruguayo conversó con el sancionado, quien expuso sus
puntos de vista sobre lo ocurrido.

Según Ramírez Pantoja, estudió licenciatura en comunicación audiovisual
en la filial holguinera del Instituto Superior de Arte, hoy
de las Artes (2000–2005). En el 2000 la emisora CMBF lo contrató como
corresponsal en Holguín y al graduarse se gestionó un diplomado de
periodismo radiofónico.

En el 2006 fue contratado por Radio Holguín e ingresó en la Unión de
Periodistas de Cuba (UPEC). Entre 1998 y 2005 trabajó como periodista en
el Departamento de Comunicación Cultural de la Dirección Provincial de
Cultura.

Ramírez Pantoja abundó en que fue despedido por publicar en su blog
personal la intervención de Karina Marrón González, subdirectora del
periódico Granma, en el Pleno Nacional de la UPEC, del 28 de junio de
2016. Dijo que participó a través de videoconferencia, en su condición
de presidente de la delegación de base de la organización oficialista de
Radio Holguín.

Explicó que no grabó la intervención en secreto, “al contrario”, sacó la
grabadora “delante de todos los presentes”, se dirigió hacia adelante
donde estaba el televisor y frente a las bocinas de este la puso a
“grabar seis intervenciones sin que ninguno de los que estaban
presidiendo el evento en la provincia mostrara desacuerdo”.

Apuntó que cuando la intervención apareció en su blog ya había sido
publicada por el sitio Cubaperiodistas.cu. Este portal de la UPEC
publicó un reportaje en el que se citan fragmentos de la intervención de
Marrón. Después también aparecieron extractos en la televisión, añadió.

Argumentó que “al ver que el Noticiero de Televisión publicó sobre el
Pleno y que el sitio web de la UPEC ya había publicado también
fragmentos de la intervención de Karina”, dedujo que era publicable y
decidió transcribirla íntegra y subirla al blog, “con la pretensión
fundamental de que el mundo conociera que en Cuba los periodistas son
capaces de sostener un debate serio y responsable al más alto nivel”.

Lo publicó además —defendió— “con la intención de que generara un debate
en correspondencia con la propia esencia de la intervención para
provocar la polémica y el intercambio de criterios siempre tan necesarios”.

Ramírez Pantoja criticó que el director de un órgano de prensa tenga que
aprobar lo que se publica en los blog personales de los periodistas,
como sucedió en su caso.

En tal sentido, la dirección de la emisora alegó que “al periodista
publicar en su blog o en las redes sociales, lo hace a nombre del medio
para el cual trabaja. Una visión bastante polémica”, añadió.

Según Ravsberg, este caso “parece mostrar una nueva dimensión de la
censura que alcanza el ciberespacio, los blogs personales y hasta las
redes sociales”.

El cuerpo de la sanción, recogida en Cartas desde Cuba, dice que el
periodista expulsado “transcribió de forma íntegra las palabras de
Karina Marrón, y a pesar de no tener indicación alguna de dar cobertura
al evento, publicó la intervención en su página en Facebook,
incumpliendo de esta forma con la política informativa para todos los
medios de prensa, la cual establece que los trabajos deben tener un
interés social y los críticos deben ser aprobados previamente por el
Director del medio de prensa”.

José Ramírez Pantoja realizó una apelación ante el Órgano de Justicia
Laboral. El 12 de agosto, la presidenta de dicho órgano le informó
verbalmente que la habían declarado sin lugar.

“Según el derecho que me confiere la ley, ante tal decisión cabe recurso
de apelación ante el Tribunal Municipal para lo laboral. Ahora debo
contratar los servicios de un abogado y seguir el proceso hasta que este
culmine con la determinación del juez”, dijo Ramírez Pantoja.

El documento que le fue entregado el 15 de agosto dio la razón a la
administración. El argumento del Órgano concluye con la siguiente
sentencia martiana: “Lo que el enemigo ha de oír no es más que la propia
voz del ataque… Eso es Patria en la prensa. Es un soldado”.

“Indiscutiblemente el Órgano confunde el término el nombre de la
publicación con el término Patria. Yo estoy muy insatisfecho con el
fallo del Órgano”, declaró a Ravsberg.

El periodista holguinero confesó estar “muy decepcionado por todo lo que
ha sucedido, por la manera tan torcida con que ha sido manejado el
asunto”, y por no contar con el apoyo en primer lugar de su entidad y
luego del Sindicato y de la UPEC.

Mientras dure el proceso —señaló— debe “buscar cualquier empleo para
subsistir”, pero dijo que “con una medida disciplinaria como esta”, le
será “bastante difícil encontrar trabajo” aunque la ley dice que lo
pueden contratar en cualquier medio de prensa.

A juicio del sancionado, “la prensa en Cuba requiere de mayor autonomía
para verdaderamente ocupar el lugar que le corresponde”.

“Los cubanos necesitan de una prensa menos triunfalista, reunionista o
de cobertura de actos, más cercana a la realidad del país. Hace apenas
unos días fue liberado de su cargo de ministro de Cultura el compañero
Julián González. ¿Ha publicado la prensa cubana las razones que
determinaron tal liberación?”, se preguntó.

En opinión de Ramírez Pantoja, “la prensa, en aras de su principal
cometido que es informar como derecho inalienable, está ante todo para
decir la verdad por dura que esta sea y para hurgar en los problemas que
afectan a las personas, para denunciar lo mal hecho. No para andar
detrás de los dirigentes para que estos hablen de los sobrecumplimientos”.

Source: Fernando Ravsberg defiende a periodista oficialista expulsado de
Radio Holguín | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1471439606_24668.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *