Facts, not fiction
Calendar
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

El Simposio de Hip Hop Cubano se fue al garete
MARÍA MATIENZO PUERTO | La Habana | 25 de Agosto de 2016 – 19:37 CEST.

El XII Simposio de Hip Hop Cubano ha sido un episodio más dentro de la
política de censura y expulsiones que ha protagonizado la Agencia Cubana
de Rap desde su fundación.

La programación divulgada incluía, del 15 al 20 agosto, un evento
teórico y varias presentaciones de los artistas del catálogo de la
Agencia, pero solo se dieron dos conciertos de los programados.

La parte teórica incluía un encuentro con ATW, los distribuidores
exclusivos de Yamaha-Steimberg en Cuba, y sus usos de software en la
producción musical; una conferencia y conversatorio sobre producción
musical con Yawill Peña; la charla “Rap pela paz”, del brasileño Charlie
Hankin, y la presentación de la tesis de la doctora norteamericana
Melisa Riviere, entre otras actividades.

Todas fueron suspendidas porque, según diversas fuentes, las
conferencias no llegaron a tiempo para ser aprobadas por el Centro de
Investigaciones de la Música Cubana, porque muchos de los conferencistas
no entraron con visas académicas y por razones de producción.

Un funcionario de la Agencia Cubana de Rap aseguró que la suspensión no
fue un problema porque “el intercambio ocurrió mientras transcurrían los
conciertos”, a nivel de pasillo. Pero cuando un grupo de los productores
norteamericanos quiso grabar con uno de los raperos de modo
independiente, fue “persuadido” de no hacerlo, contaron algunos testigos.

Xiomara Madrazo Oquendo, directora de la institución y para quien “los
raperos son muy difíciles de tratar”, aseguró a DIARIO DE CUBA que el
Simposio nunca se suspendió.

Enumeró al menos dos actividades que no estaban programadas pero se
incluyeron como parte del Simposio: la peña de la rapera Damaris en
Alamar y el concierto de Charly Mucha Rima en la Fábrica de Arte.

Sobre la segunda, su protagonista comentó a DIARIO DE CUBA: “El
concierto fue una gestión de nosotros, no de la Agencia, que de alguna
manera se pegó para salvar la situación del Simposio, fue como una
especie de botella a la que ellos se subieron”.

El “nosotros” al que se refirió el rapero abarca a equipo de producción.
Su concierto estaba programado en el boletín La papeleta, que divulgó
las actividades del centro cultural, sin ninguna relación con el evento
de la Agencia.

Por otra parte, el organizador general del Simposio, Elier Álvarez Arcia
(El Brujo) no sabe qué fue lo que pasó realmente.

“¿Qué fue lo que pasó? Nosotros mismos no lo sabemos. Tenemos que
sentarnos para ver qué fue lo que cada uno vio”, dijo.

Jorgito 761, activista y productor del movimiento de hip hop en Cuba,
mencionó el caso del rapero bayamés El invasor y lo consideró “censura”.

Después de que la rapera Damaris cediera el espacio de su peña habitual
en la Casa de Cultura de Alamar para que la Agencia pudiera hacer su
concierto del día, porque el gobierno municipal le había prohibido
hacerlo en el anfiteatro del parque de diversiones alegando que se
decían “malas palabras” y que los artistas eran muy “contestatarios”,
Malcom Junco, rapero y exfuncionario de la Agencia, se acercó a El
Invasor y le dijo: “Tú no tienes temas para cantar aquí hoy”, relató
Jorgito 761. “Si eso no es censura, entonces ¿qué es?”, se preguntó el
productor.

“Pero ese no fue el colmo de la historia; el colmo fue cuando el resto
de los raperos decidieron que lo más importante era cantar, sin tener en
cuenta el destino del evento”, añadió.

El Simposio fue por años uno de los pocos espacios de que aún
quedaban en el movimiento de Hip Hop en Cuba.

Según la directora de la Agencia Cubana de Rap, se está valorando la
posibilidad de hacerlo cada dos años, pero el panorama del rap cubano no
mejorará mientras no haya cambios más radicales.

Las faltas de la Agencia Cubana de Rap en nombre del Instituto Cubano de
la Música, al cual pertenece, han sido muchas: ha prohibido eventos como
Puños Arriba, ha expulsado raperos como Soandry y Raudel, y no reconoció
como miembro de su catálogo al rapero Maikel Osokbo cuando necesitaba
una carta para no ser juzgado por supuesta peligrosidad social predelictiva.

Raudel, sin , se ha acercado nuevamente a funcionarios de la
Agencia, y Maikel Osokbo, después de un año de prisión por cantar un
temas “candentes contra esto”, volvió a la entidad.

Source: El Simposio de Hip Hop Cubano se fue al garete | Diario de Cuba
www.diariodecuba.com/cultura/1472146621_24872.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *