Facts, not fiction
Calendar
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

El sector agroalimentario, el más atractivo para invertir en Cuba
La isla importa el 70% de los alimentos que consume
CARMEN MUÑOZ PUENTE MADRID 18-08-2016 11:54

Tras el levantamiento del comercial de Cuba por parte de Estados
Unidos, la isla ha comenzado una nueva hoja de ruta en el terreno
económico. Las necesidades de la república caribeña ponen de manifiesto
las oportunidades de inversión existentes, en un país que quiere sumarse
a la cola del desarrollo y el progreso.
“Cuba se encuentra en ebullición”, sostiene Pau Solanilla, director
general de Llorente & Cuenca. Pese a que la consultora de comunicación
aterrizó en Cuba hace apenas unos meses, le han sido suficientes para
detectar en el sector agroalimentario la puerta de embarque hacia la isla.
Según los últimos datos difundidos por la Oficina Económica y Comercial
de España en La Habana, Cuba importa aproximadamente el 70% de los
alimentos que consume.
En este contexto, el país caribeño ofrece a multitud de empresas
dedicadas a este sector y, en concreto, para España, una llave para
desarrollar su actividad y expandirse en la isla. “Cuba desea
convertirse en un país transformador de materias primas”, asevera el
director internacional de la Cámara de Comercio en España, Alfredo
Bonet. Y es que las importaciones de alimentos tuvieron un coste para en
este país de casi 2.000 millones de euros en 2015.
Bonet cree que la industria agroalimentaria española puede jugar un
papel fundamental en sectores como la transformación de harina, los
lácteos, la confitería o los frutos secos o tropicales.
“Existe un mercado potencial muy importante para los productos
agroalimentarios en Cuba”, remarca, a la par que asegura que ya existen
dos centros de investigación alimentaria cubanos interesados en
colaborar con centros españoles.
Paralelamente a este hecho, en el momento actual existen más de 200
empresas españolas establecidas en Cuba que se dedican a la importación
de productos españoles. Comercial D´Argoni o Vima Wordl, ambas dedicadas
al mercado del pescado y del marisco o Euricom, especializada en los
cereales, son algunas de ellas.
“El mercado cubano está despertando mayor interés en paralelo a las
expectativas de liberalización”, apostilla Bonet. En 2015 las
exportaciones españolas de alimentos a este país batieron una cifra
récord con un incremento del 35% con respecto a 2014. Las especias, el
vino y las salsas son los principales productos que reclama la isla a la
industria española.
“España es el segundo socio comercial de Cuba”, asegura Pau Solanilla,
quien cree que las empresas españolas están actuando con mucha
prudencia, ya que reconoce que el mercado cubano es muy hermético.
Por su parte, la industria azucarera figura como otro segmento clave a
explotar dentro de la economía cubana. Durante las dos últimas ediciones
de la Feria Internacional de la Habana, el azúcar figuró como uno de los
principales productos con potencial de inversión. No ocurre lo mismo con
el mercado de los cítricos.
La naranja y el pomelo, que son los principales cultivos del país,
experimentaron una bajada de la producción de un 42% en 2015 con
respecto a 2014, hasta los 96 millones de toneladas. Desde 2009 la
producción de cítricos en Cuba encadena un descenso acumulado del 77%.
“El sector agroalimentario precisa de una puesta al día importante desde
el punto de vista de la gestión y la tecnificación”, argumenta Bonet. En
el momento actual, de la superficie agrícola disponible en el país,
solamente se encuentra cultivada el 42,5%.
Del porcentaje restante, el 15,3% son tierras ociosas y el resto son
terrenos asignados pero que no se aprovechan según los datos facilitados
por la Oficina Económica y Comercial de España en La Habana, en un
sector que emplea a la cuarta parte de la población activa y representa
el 3,8% del PIB. “El objetivo se centra en mejorar la productividad e
incorporar valor añadido a través de la transformación industrial”,
recalca el director internacional.
En cualquier caso, durante el último Comité bilateral hispano cubano,
convocado en mayo, se detectó la existencia de un mercado potencial para
la industria de la alimentación en Cuba de cara a los próximos años
tanto por el proceso de apertura como por el crecimiento esperado de la
población cubana.

La producción privada, llave del éxito en Cuba

Guillermo Klesser Saiz, consejero económico y comercial de la Embajada
de España en la Habana cree que la llave para que el sector
agroalimentario prospere en Cuba reside en el estímulo de la producción
privada.
“El Estado juega un papel importante pero no debe limitar los
potenciales productivos del país”, argumenta. Pese a ello, sostiene que
este país está avanzando en la reconducción de su economía hacia “una
más libre”.
Precisamente el sector agroalimentario es uno de los sectores en los que
mayor oportunidad de inversión se ha contemplado en la última edición de
la cartera de oportunidades que la isla analiza y revisa anualmente. Las
condiciones climatológicas de la isla, así como la necesidad de tener
que importar el 70% de los alimentos que se consumen y el auge del
son las causas a las que Saiz atribuye el interés que ha
despertado esta industria en la isla. Demanda interna a la que hay que
sumarle la apuesta por el país de aumentar la exportación de productos
agroalimentarios.
Pese a que aún no es factible la explotación de tierras cubanas por
parte de empresas extranjeras, ya que no se encuentra dentro de los
proyectos de reforma económica que ha anunciado Cuba, el consejero
menciona la carne, los lácteos, cítricos o el azúcar como los
principales productos en los que se quiere mejorar y aumentar la
producción en el país.
Las industrias auxiliares del este mercado como el envasado, la
refrigeración o el embotellamiento de dichos productos, también se
engloban dentro del portfolio de inversiones que proporciona la economía
cubana para las compañías extranjeras.
“La cuota de mercado de los productos españoles en el sector de la
alimentación es cercana al 5%”, asegura Saiz, quien que matiza que las
principales exportaciones a Cuba que se realizan desde España son bienes
de equipo, maquinaria o plásticos.
De los casi mil millones de euros que supusieron la demanda de productos
nacionales en Cuba, las bebidas y los alimentos representan “poco más
del 9%”. Pese a ello, Saiz reconoce que los productos españoles se
encuentran muy bien posicionados en este mercado.

Source: El sector agroalimentario, el más atractivo para invertir en
Cuba | Empresas | Cinco Días –
cincodias.com/cincodias/2016/08/17/empresas/1471458056_178440.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *