Facts, not fiction
Calendar
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archives

De la miel también viven los zánganos
Como otras, la industria apícola enfrenta a serias trabas estatales
Miércoles, agosto 17, 2016 | Gladys Linares

LA HABANA, Cuba.- Hace unos días recorría los Sylvain (cadena estatal de
tiendas) del barrio en busca de miel de abejas, pero no encontré. Decidí
entonces comprarle a un vendedor que de tarde en tarde recorre las
calles de Lawton pregonando su “rica miel”. La trae Matanzas, y según
dicen los que la han comprado, no está nada mal.

La miel de abejas siempre se produjo en toda Cuba. Se vendía barata en
bodegas, farmacias, mercados, y era muy demandada por la población, que
la usaba no solo como alimento, sino también por sus innumerables
propiedades medicinales.

Recuerdo en Cienfuegos a mis tíos Ramona y Couto, que eran apicultores.
Además, tenían grandes campos sembrados de flores que comercializaban.
Cuando los visitábamos nos ponían una fuente con panales llenos de una
miel transparente y apetitosa como nunca he vuelto a probar. Durante la
Ofensiva Revolucionaria les intervinieron la florería con sus jardines,
que al pasar del tiempo se convirtieron en campos de aroma, y las
colmenas quedaron abandonadas.

Después de 1959 y durante algunos años se hizo difícil encontrar miel,
incluso en la provincia de Cienfuegos, de gran tradición en este rubro.
Apenas se mantuvieron algunos pocos apicultores dispersos, que con
muchas limitaciones materiales lograban comercializar su miel
clandestinamente. Hasta que a finales de la década de 1990 el gobierno
castrista comenzó a recuperar la apicultura por ser un importante filón
de divisas y para controlarlo crearon la Empresa Cubana de Apicultura
(APICUBA).

Actualmente a los apicultores se les exige cumplir planes de producción
anuales, según la cantidad de colmenas que tengan. Dicha miel es
acopiada por entidades del Ministerio de Agricultura. En Sancti Spíritus
funciona una planta de beneficio que procesa más del 70 % de toda la
producción nacional, y de este, el 95 % se exporta hacia países de
Europa y puede cotizarse a más de 3 000 euros por tonelada.

Durante el Decimosegundo Congreso Latinoamericano y Sexto Congreso
Cubano de Apicultura 2016, celebrado el 19 de julio de este año en el
Palacio de Convenciones, el viceministro de la Agricultura, Idael Pérez
Brito, dijo que en la isla existen 1 600 apicultores y 18 unidades
apícolas, y que la producción anual de miel en nuestro país es de entre
7 000 y 8 000 toneladas.

La miel con sus derivados es uno de los renglones exportables de nuestro
país con mercado tradicional en Europa. Los precios internacionales son
altos. El apicultor que no entregue una miel libre de sustancias
químicas e impurezas puede recibir severas sanciones. Así lo declaró al
periódico Granma del 3 de julio de 2013 Alberto Vicente Águila Abreu,
jefe de producción de la UEB (Unidad Empresarial de Base) Apícola de la
provincia de Cienfuegos.

Aunque la miel de abejas se produce en todo el país, los cubanos solo
podemos adquirirla en la bolsa negra o a precios elevados en CUC, como
sucede con otros productos nacionales.

En esta ocasión, estuve pendiente del vendedor durante varios días.
Cuando por fin lo escuché acercarse, salí enseguida a comprarle una
botella. Pero en ese momento lo pescó la perseguidora, así que tuve que
dejarlo para la próxima.

Source: De la miel también viven los zánganos | Cubanet –
www.cubanet.org/actualidad-destacados/de-la-miel-tambien-viven-los-zanganos/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *