Facts, not fiction
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives

Otra historia del papel sanitario en Cuba
noviembre 27, 2014
Isbel Díaz Torres y Jimmy Roque Martínez

HAVANA TIMES – Aunque este año causó revuelo en algunos medios
nacionales y extranjeros la carencia en Cuba de productos para la
higiene, ninguno explicitó la causa por la cual el papel sanitario
“desapareció” de las cadenas de tiendas en la isla.

Hasta el diario Granma publicó en febrero una carta de una consumidora
que se quejaba que “no hay una explicación a la población”, mientras que
un mes después el director de Compras de la Cadena TRD Caribe –una de
las pocas comercializadoras de ese producto en la isla–, se dignó a
declarar a Radio Reloj que habría escasez hasta fines de mayo.

De acuerdo con el funcionario, la industria cubana “no satisface” la
demanda del producto, pero no dio más detalles. ¿Esta incapacidad viene
dada por problemas técnicos, falta de inversiones, carencia de materia
prima, producto del bloqueo estadounidense, mala gestión administrativa,
poca estimulación a los trabajadores?

Lo cierto es que la escasez de este artículo es casi crónica en la isla,
y las producciones nunca han logrado satisfacer plenamente las demandas
de la población; pero en enero de 2014 algo diferente sucedió que llevó
a que en abril se sufriera un 55% de no presencia en las tiendas.

Un “bachecito” en la fábrica

Puestos a indagar, logramos obtener varias respuestas por parte de otros
funcionarios más cercanos a la verdad. Tal es el caso de Alfredo
Casanova, Gerente de Ventas de la Empresa de Productos Sanitarios de
Matanzas, quien respondió varias de nuestras preguntas.

De acuerdo con Casanova, primero sucedió “un problema de extracción de
las tiendas”, mientras que “a partir del mes de enero se produjo un
bachecito en la fábrica”, que impactó negativamente en la producción
nacional. Esa avería “nos tuvo produciendo al 70 % durante casi 4
meses”, aseguró el especialista.

La falla en cuestión fue que enviaron a recubrir al extranjero un rolo,
pues se había deteriorado. Este rolo es una prensa de goma en forma de
cilindro, que tiene casi 4 metros de largo.

La ausencia del rolo conllevó a disminuir la velocidad de producción de
la máquina de 380 a casi 240 metros por minuto. “Pero se mantuvo la
producción, lo más triste hubiera sido parar la fábrica durante tres
meses”, aclaró el técnico.

Al finalizar el primer semestre de este año, la fábrica logró garantizar
el 102% de la producción programada para ese período, y hemos podido
corroborar que, aunque no siempre es posible encontrar el papel
sanitario, ahora se ve con más frecuencia que a inicios de este año.

Cómo cubrir el déficit

Según Casanova, la demanda de las tiendas es de 33 millones de rollos al
año, pero la industria solo puede entregar 23 millones. No obstante,
esas cifras difieren con las ofrecidas por José Elías Prats, director de
Compras de la Cadena TRD Caribe, quien declaró a Radio Reloj que la
demanda nacional para 2014 se calculaba en 13 millones de rollos.

¿Se refería solo a la demanda de TRD? En cualquier caso, para intentar
compensar ese déficit, TRD contrató la importación de 46 contenedores de
papel higiénico provenientes de , Guatemala y México.

Al momento de nuestra entrevista con Casanova, TRD y CIMEX, que son las
dos cadenas grandes que distribuyen este producto, habían importado 15
contenedores aproximadamente. “Cuando tú repartes eso en Cuba, es
prácticamente nada”, confesó el gerente.

No obstante, el directivo de la fábrica de Matanzas considera que con
las reparaciones y las importaciones planificadas no es probable que se
repita una nueva escasez tan marcada como las de inicios de año.

HT consultó a otro especialista del departamento comercial de la
fábrica, de nombre José, y según él, en momentos normales sale
diariamente un carro para surtir TRD y CIMEX.

Vale aclarar que la industria nacional cubre, además de la red de
tiendas para la población, otros dos sectores gigantescos: y
Defensa.

Especulación en los precios

El precio más barato de un rollo de papel sanitario es de 0.30 CUC. Se
trata del llamado “ecológico”, cuya fibra es de recorte reciclado
completamente nacional, aunque otros elementos como la tinta y el nylon
de la envoltura sí son importados.

Además del ecológico, Cuba produce otros de más calidad –más blancura,
más suavidad, más resistencia–, y por tanto más caros, pero llama la
atención que el precio del importado no es demasiado diferente.

Supimos a través de Casanova que el costo total para producir un rollo
es de 0.15 CUC, pero el precio de venta en las tiendas lo ponen las
cadenas comercializadoras.

No obstante, el actual precio está “topado”. “El Ministerio de Finanzas
y Precios topó el papel porque es un producto sensible para la población
y dijo que aquí las cadenas de tiendas tienen que sacrificar su margen y
no puede ser 2. Creo que quedó en 1, 82”, comentó el funcionario.

La empresa de Matanzas vende su producción a 0,172 CUC, con un margen de
ganancias mínimo, mientras las tiendas sacan una buena tajada, igual que
sucede con todos los productos que se venden en la isla.

Capacidades y posibilidades

Cuba podría producir todo el papel sanitario que necesita. Comprar un
rollo de papel sanitario en México vale 0.22 USD, sin si ese
dinero se lo dieran a la fábrica, el costo sería mucho menor, nos
asegura Casanova. “Al país le conviene que lo produzca la fábrica con
recorte nacional: se ahorraría mucho dinero”, acotó.

“Tenemos previsto subir de cinco mil seiscientas a 10 mil toneladas,
pero eso lleva un nivel de inversiones que hasta ahora no se ha tenido”.
Según el especialista, la limitación está en el dinero para hacer la
inversión.

A criterio de Casanova, la fábrica de Matanzas actualmente necesita,
para alcanzar sus metas, una máquina de destintado y otra de depuración,
así como modernizarse con otros coladores planos, otros recuperadores de
fibras, y otro espesador.

Cuba puede garantizar todo el recorte para garantizar la producción de
papel que necesita la población, y quedaría entonces importar solo el
recorte blanco, para “productos más exquisitos” como las servilletas de
lujo para el turismo, pañuelos faciales, y otros.

“La fábrica sabe lo que tiene que hacer, pero el país no tiene el dinero
para disponer. Nosotros somos empresa mixta, este año el socio aporto
unos seiscientos mil pesos, se hicieron cosas, pero no es todo lo que
lleva”, se lamentó.

Según el técnico, con aproximadamente 4 millones de dólares, pudiera
ponerse la planta “casi al nivel del mundo”.

Las demandas siguen insatisfechas

Antes de la crisis de los 90, Cuba contaba con tres plantas de papel
sanitario: una en el Cotorro, otra en Puentes Grandes, y la actual en
Matanzas; la única que sobrevivió.

Incluso después del año 2000, la industria cubría la producción nacional
y exportaba un nivel de papel a Jamaica, Trinidad y Tobago, Guatemala, y
Dominicana.

En la actualidad, el consumo per cápita de papel general está por detrás
de Haití: no llega al kilogramo anual por habitante.

La demanda crece aceleradamente. “El año pasado con este mismo nivel de
entrega a las tiendas, el porciento de no presencia de papel sanitario
estuvo por debajo del 15 %”, anotó Casanova.

Las producciones e importaciones se dirigen a determinadas urbes y
sectores como el turismo en detrimento del abastecimiento de la
población en zonas no privilegiadas de la isla.

Como promedio, el 60% de la producción de papel sanitario viene para la
capital, mientras que hay provincias que han llegado a tener un
desabastecimiento del 100 %, según el especialista. La situación más
crítica corresponde a la Isla de la Juventud.

Lo cierto es que no parece avizorarse una solución para este artículo en
la isla, aunque la nueva Ley de Inversión Extranjera pudiera ser una
oportunidad.

La creciente red de pequeños negocios privados y vendedores ambulantes
usan indiscriminadamente grandes volúmenes de papel blanco de calidad,
incluso cromado, los cuales podrían ser sustituidos por servilletas de
papel reciclado.

Ello pudiera significar además un alivio para la depredadora y
contaminante industria cubana de producción de papel, y un estímulo para
la productora de papel sanitario.

Source: Otra historia del papel sanitario en Cuba – Havana Times en
español –

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *